Historia

La historia o los comienzos de la Yeguada Albaicí Galán se remontan al año 2002.

Siempre hemos tenido animales de todo tipo, pero primaba nuestra afición por el maravilloso y fascinante mundo equino, destacando la pasión por el caballo árabe.
En el año 2002 nos instalamos en un pequeño pueblo de La Rioja, llamado Cañas, una zona con un clima adecuado para la cría caballar. Entonces y después de criar con otras razas equinas, empezamos a interesarnos en el pura raza árabe como caballo de cría y mejora, que desde entonces y con el paso de los días centró nuestros motivos de estudio, dedicación y aprendizaje.

Con el deseo de encontrar nuestra primera yegua árabe para empezar con nuestro pequeño programa de cría, en 2007 comenzamos un pequeño peregrinaje por diversas de las mejores ganaderías españolas de PRÁ. No fue hasta la visita a la ganadería "El Mojón Blanco" cuando al fin encontramos un ejemplar que cautivó a toda la familia. Sin embargo no era del todo lo que buscábamos, puesto que no se trataba de una hembra, sino un macho. Concretamente un precioso y refinado potro alazán que apenas contaba con 5 meses en aquel momento y aun pastaba junto a su madre. Ciertamente fue muy especial y con una genetica envidiable, nos fascinó a todos, por lo que nos decidimos a adquirirlo, decidimos llamarlo LC Kashir. ¡Así empezó todo!
Más adelante en el año 2009 y durante una visita a la misma ganadería, captó nuestra atención una carismática yegua torda. Era muy arabizada y fogosa, además poseía unas líneas de sangre excelentes procedentes de una de mis ganaderías favoritas. Quedamos prendados de ella y no pudimos resistirnos a comprarla. Esta fue la siguiente adquisición de la yeguada, que ha pasado a ser la yegua fundadora de nuestro pequeño programa de cría de árabes.

Criamos ocasionalmente, entre uno y cuatro productos al año, es nuestro hobby junto con la crianza de perros de raza Dálmata & Spitz Alemán. No vivimos de la venta de ejemplares, nos dedicamos a ellos en nuestro tiempo libre y a veces tenemos que sacriricar nuestras horas de trabajo por nuestros animales. Criamos por amor y afición. Para seleccionar, dar a conocer y ayudar a mejorar la crianza del pura raza árabe.

Mi filosofía es criar responsablemente seleccionando salud, carácter, morfología y tipicidad, basándome en el fenotipo y genotipo. Mi deseo es criar ejemplares sanos, que se adecuen al estándar, funcionales y con un carácter equilibrado. Hago un gran esfuerzo por mejorar la raza estudiando y buscando siempre el mejor cruce posible entre ejemplares seleccionados. También es mi deseo  que cada familia que adquiera uno de nuestros ejemplares pueda disfrutar ya que estamos comprometidos con las personas que confían en nosotros.

Nuestros ejemplares se crían en un entorno con una temperatura adecuada, en semi-libertad, en perfecta armonía, en plena naturaleza y en un ambiente tranquilo y familiar, les dedicamos el mayor respeto, cariño y tiempo posible trabajando por su bienestar, procurándoles la mejor alimentación, ejercicio, atención veterinaria y trabajandoles y educandoles desde su nacimiento.  Nuestra ganadería esta situada en el municipio de Cañas, un pequeño y tranquilo pueblo rodeado de viñedos, bosques y extensas fincas y campos de cereal, situado en La Rioja Alta. Vivimos y trabajamos aquí, con lo cual nuestros animales están vigilados durante todo el día.


Jennifer Martín Sánchez